martes, 31 de julio de 2012

"ESPERANZA"

"La Esperanza es la última que se pierde"
(Esto lo dijo un amigo mío refiriéndose a su mujer en una noche de borrachera en no sé qué año en el Barrio de Santa Cruz de Sevilla)


   En estos tiempos de CRISIS, primas de riesgo, recortes, protestas, manifestaciones, violencia de género y de la otra, subidas del IVA… hay que poner un poco de Esperanza (con mayúsculas). Para mí que soy cristiano y católico aunque no amo a los demás lo que debería –¡hay cada elemento por ahí!- es fácil porque creo en la otra VIDA pero entiendo que para el resto de españolitos de a pie… la cosa está jodida, por decirlo suavemente.

   Cuando tienes cinco hijos y dos sueldos de poco más de mil euros necesitas una esposa con amplios conocimientos de “administración” y mucha cabeza (aunque mis padres criaron y educaron a nueve hijos con sólo un sueldo… ¡eran otros tiempos, claro! y a todos nos dieron carrera universitaria y estamos bien situados) y mucho AMOR y mucho AMOR. Si alguien quiere que le haga las cuentas, no tiene más que invitarme a un café y se lo explico en pocos minutos.

   Si encima eres simpatizante y votante del PARTIDO POPULAR desde 1988 (gracias a Felipe González, entre otros) y trabajas para la Administración Pública, la cosa se complica. A mí también me quitan la paga extra de Navidad y desde mañana tenemos que trabajar dos horas y media más a la semana cobrando lo mismo, pero como soy un optimista enfermizo no le veo a la cosa tanto problema. Primero porque creo en los Reyes Magos desde “chiquetito” y yo sé que el día 7 de enero habrá regalitos para mis niños –en vez de siete cosas para cada uno habrá cuatro pero sé que lo entienden porque no son tontos, son niños- y segundo porque me gusta mi trabajo y media hora más al día la vengo echando desde hace tiempo, aunque también me “escaqueo” cuando puedo.

   En fin, que lo siento por mis amigos socialistas, comunistas, socialdemócratas, anarquistas, upeydeistas, sindicalistas y demás razas políticas de IZQUIERDA pero yo confío en Mariano Rajoy y en su equipo y espero que, entre todos, salgamos de ésta aunque nos llamen de todo éstos que ahora están con el pueblo, con los trabajadores y con la democracia real. Pues eso, ESPERANZA (¡coño, cómo la alcaldesa de mi pueblo!), ESPERANZA (como mi prima de Jaén que trabaja en una prisión de Sevilla) y ESPERANZA (como virtud teologal junto a la fe y a la caridad) y TRABAJO para el que no lo tiene y quiere trabajar, ése sí que las está pasando putas, con perdón.

   Me voy a trabajar y a las 15 horas de hoy… ¡¡¡¡ VACACIONES HASTA EL 3 DE SEPTIEMBRE !!!! Y gracias a Dios, claro, que aprieta pero no ahoga y si no vete a Mozambique que allí con mil euros al mes eres el rey del mambo.










domingo, 1 de julio de 2012

ROGELIO

"ROGELIO"
“No hay cosa más excusada y aun perdida que el contar el miserable sus desdichas a quien tiene el pecho colmado de contentos.” (Miguel de Cervantes Saavedra)

     Hoy vuelvo a escribir, y no me preguntéis por qué. Supongo que por el ego o para que no me de el coñazo alguno con eso de… ¿ya no blogeas? El caso es que no se qué contaros. Durante estos dos años me han pasado muchas cosas, entre otras he celebrado las “bodas de oro” conmigo mismo, eso me da cierto empaque, he leído mis artículos anteriores antes de meterme en éste y no me gustan: me repito, como los viejos, a veces soy demasiado visceral, demasiado íntimo, demasiado tonto… en fin, que soy mi peor crítico.


     “Lo escrito, escrito está”. No hablaré en esta ocasión de la España de la Eurocopa ni de Sara Carbonero ni de Rajoy ni de la Merkel ni de la prima de ésta ni de los recortes. No, no estoy cabreado –el mejor estado para escribir, por cierto- ni diré lo que la gente quiere oír, no voy a entrar en política, por ahora, no voy a hacer propósito de enmienda y SÍ, intentaré ser positivo, transmitir alegría y “buen rollo”… a ver si me sale.


     Sigo siendo el “niño Jaimito” que decía mi padre –que en el Cielo está- y ésta es hoy mi misión. Soy FELIZ (mientras escucho “Dame vida” de Hueco) y tengo motivos: tengo trabajo y mi mujer también, mis hijos han sacado unas “notazas” y hasta hemos aprobado este curso la selectividad, tengo 336 amigos en el Facebook –sigo eliminando a algunos “envencuando” que no sé qué hacen ahí y aunque me perjudique “comercialmente”-, le he pasado la revisión al coche y estos años sólo me han roto dos veces los cristales y ningún espejo retrovisor, vuelvo a tener “ordenata”, gracias a mi hermano, aunque va un poco lento pero como no tengo prisa, sigo fumando tabaco de liar que el otro día me enteré que es más malo que el otro (es igual, me voy a morir el mismo día), que digo yo que eso lo dicen para vender más del empaquetado –esperad un momento, que ya está entrando el Lorenzo, no el de las motos, por la ventana y me da en toa la espalda-, sigo viviendo de alquiler y hasta el dueño nos ha cambiado la cocina, que se caía a “peasos”, así que a la que me llamó el otro día para ofrecerme una VPO en el quinto coño, que espere sentada, y al del Banco que me ofrecía una hipoteca inmejorable, lo mismo, que ya compraré casa cuando el de la esquina de la Plaza de la Constitución –Patxi, se llama- me venda de una vez los 9.000.000 de euros… y todo esto le gana la batalla a que me sigo mordiendo las uñas como un bestia (¡con lo grande que eres!), a que no tengo iPhone ni el SIII, a que el “wasap” ése se funde la batería de mi viejo Nokia aunque no he tenido más remedio que instalarlo porque mis 8 hermanos tienen un chat que te cagas y te meas tos los días aunque eso me supone ponerme las gafas de cerca para leer los mensajitos y me estresa un huevo el dichoso “clin”, que me siguen congelando el sueldo y el diésel sigue subiendo y el pan y los huevos y la carne… y por todo eso, y muchas cosas más, doy GRACIAS A DIOS.


     Y me voy que lo poco agrada y lo mucho enfada, y mi hijo Rogelio se acaba de despertar y va a poner la Wii, me temo.