miércoles, 28 de julio de 2010

"LIBERTAD"

“España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.”
(Artículo 1.1 de la Constitución española de 1978).

   Para desmontar esta declaración de intenciones de nuestra Ley Fundamental no hay que correr mucho desde mi punto de vista.

   Si un Estado SOCIAL es aquel que propugna una sociedad justa, equitativa, igualitaria, protectora de los más débiles… nos falta mucho a los españoles, porque nuestro camino va por otros derroteros últimamente: bajada de sueldo de los “mileuristas”, congelación de pensiones, 20% de paro, etc. Si la DEMOCRACIA es el gobierno del pueblo, también aquí la cagamos, desde mi modesta opinión, como mucho esto será una “partitocracia”; existe disciplina de voto – salvo en el caso de los toros en Cataluña -, no hay libertad ni democracia en los partidos políticos, se adora al líder y si meas fuera de tiesto se te invita a presentar la dimisión o se te expulsa directamente, y no voy a hablar ahora de la corrupción y el clientelismo políticos porque no toca.

   Y así seguimos con la JUSTICIA (de ricos y pobres, por igual), la IGUALDAD (¡¡ja, ja!!, que se lo digan a las mujeres maltratadas, a los niños sin padres o con presuntos padres, a las cajeras de los supermercados y grandes almacenes…), el PLURALISMO POLÍTICO y, dejo para el final, la LIBERTAD. Y hablo de mí y de hoy, 31 de julio de 2010. Los que estamos en los escalones intermedios de esta sociedad, no somos libres; por lo menos, yo no me siento libre.

   Me gustaría escribir sobre tanta gente, sobre tantas cosas, sobre tantas injusticias que no sé si me va a dar tiempo. Pero el problemas es otro, el problema es cuando te dicen aquello de: ¡Ten cuidado con lo que dices! ¡No se te ocurra hablar de Fulano o Mengano! ¡Esto te puede costar el puesto de trabajo o la amistad de unos y de otros! ¡ Si dices esto, te pueden llevar ante los Tribunales! Esto me recuerda a los tiempos de Jesús de Nazaret y así acabó el “pobre”. No es una cuestión de que tengas o no razón, se trata de que puedas decir lo que te sale de los cojones o no, de que puedas cagarte en la madre de unos y unas aunque sólo sea para desahogarte, a pesar de que estés equivocado; incluso que puedas pedir perdón a esas personas porque te has dejado llevar por la ira u otros sentimientos o frustraciones.

   No sé si hay algún sitio donde haya una auténtica libertad y os agradecería que me informarais al respecto. Mientras tanto, andaré con pies de plomo, miraré atrás de vez en cuando y no tengo más remedio que escuchar aquello de ¡¡ten cuidado con lo que escribes!! Quizá conforme vaya subiendo en el escalafón social, y practicando siempre la autocrítica, me sentiré más LIBRE. Prometo avisaros y desde aquí saludo a los que os sintáis realmente libres. ¡Dadme la receta!





sábado, 24 de julio de 2010

"MADRID"

 
   A los que tenemos la playa todo el año a nuestra disposición, de vez en cuando, nos gusta ver otros mundos... y me he venido lo más cerca del "cielo" que he podido. Tampoco es tan grande la capital como nos pensamos los que vivimos en el TERCER MUNDO (Andalucía, por ejemplo) y, como no soy nada nacionalista, algún día me gustaría buscarme por aquí las habichuelas - ¡por qué no! - o en Barcelona, o en Nueva York, o en Düsseldorf o en tantos sitios que no conozco. En fin, que no echo nada de menos de Fuengirola, salvo a mi hija mayor que se ha quedado en casa por si entran a robarnos algunos rumanos.
   Pues estando aquí más cerca de mi presidente, el de los zapatos, me he dado una vueltecilla por el centro de Madrid - incluido el Congreso de los Diputados -, iba a pedirle una cita pero, al final, me ha dado la risa; dice Rodríguez que vamos a salir de esta y que "lo vamos a ver"... ¡¡ nos ha jodido !! y con él de Presidente de Gobierno. Esto me recuerda a Felipe González en los años 90, no sé por qué me da la impresión de que tenemos PSOE "pa rato". Tenemos lo que nos merecemos, incluida la oposición.
   En fin, que mis hijos lo están pasando "pipa" y yo también que por eso estoy de vacaciones; aunque ya ando cansado de descansar, entre el mes de baja - y no soy Controlador Aéreo - y el de vacaciones estoy deseando que llegue el 5 de agosto. Aunque, como digo siempre, mi trabajo, de verdad, es intentar ser un buen PADRE. Os echaba de menos, a los que me queréis y a los que me odiáis, y tenía ganas de vomitar algunas letritas. Y mañana, a jugar al golf con el "Gabri", que fue el que me metió el gusanillo de este deporte. ¡¡Nos vemos en Fuengirola!!
  Gracias a Ángel & Sonsoles, S.A., Rubén & María, S.L., Gálvez-Villarrubia, S.C.A., Isaías, Toñi, Nati, Alfonso y a todos los que me olvido, al Santiago Bernabéu, al Zapatero (a pesar de todo, porque me da argumentos para escribir), a Jiménez Losantos (para que se tranquilice) y a Dios.


domingo, 18 de julio de 2010

"EL DÍA DEL SEÑOR Y DE LA SEÑORA"

 
   Queridas y queridos amigas y amigos, aprovechando que hoy es el día del Señor y de la Señora – parece ser que es una propuesta de la giliministra Aído – y ya que los hombres no tenemos ni Ministerio ni Concejalía ni “pollas en vinagre”, me permito manifestar desde esta tribuna que me siento discriminado y discriminada, en base al artículo 14 de la Constitución de 1978, y que es mi intención presentar un recurso de AMPARO (a la que no tengo el gusto de conocer, por cierto) ante el Tribunal Constitucional para reclamar, entre otras cosas y cosos, lo siguiente:

   - Un Ministerio del HOMBRE (a secas) con una Ministra al frente que sea inteligente y que esté como un queso. Eso sí, que no cobre un duro, que no tenga coche oficial ni escolta y que siga viviendo en su casa de toda la vida. Pa no gastar mucho, pisha !!
   - Una Concejalía del HOMBRE – sin más – con un ser humano al frente, también sin retribución, por lo de la crisis, que cuente con una cafetería en condiciones, esto es, que tenga el Marca y el As y algún otro periódico de opinión, el Plus con todo lo suyo, juegos de mesa, ordenatas, fotos de tías como las de los talleres de coches y un largo etcétera que dejo abierto…
   - Que se declara hoy, por ejemplo, “EL DÍA DEL ORGULLO DEL HOMBRE, EN GENERAL”; para ello solicito desde aquí las mismas subvenciones con las que cuentan otros colectivos como COLEGA y otras asociaciones de no sé qué hostias de la memoria histórica y otras gaitas.
   - Desde aquí os convoco a crear dichas asociaciones para fomentar el ser hombre, así tal cual, eso sí, no quiero MACHISMO ni leches. Conste nuestra admiración por todas las mujeres, sobre todo las nuestras para los casados, nuestras madres, esposas, hijas, sobrinas, nietas, cuñadas, nueras, suegras…
   - Un carnet especial de HOMBRE con descuentos en el Nou Camp, Bernabéu y demás eventos deportivos, en bares en general, chiringuitos, concesionarios de coches y otras cosas más que ya detallaré en el correspondiente recurso.
   - Y una “pechá” de cosas más que ahora mismo no se me ocurren y, además, porque me voy a la playa en una hora y me van a quitar el sitio los cordobeses y cordobesas, madrileños y madrileñas, sevillanos y sevillanas, jienenses y jienensas y demás especies “protegidas” que abundan en Fuengirola en estas fechas.

   Espero no haber herido la sensibilidad de ninguna mujer, incluida María Teresa Fernández de la Vega a la que tengo una especial admiración, y, en cualquier caso, perdonen las disculpas, acepto las críticas e, incluso, estoy dispuesto a rectificar por esta vía si ello fuera o fuero necesaria o necesario. En fin, queridos y queridas blogueros y blogueras: gracias por vuestra paciencia o pacienzo y muchos besos y besas para todas y todos en los morros y morras y que Dios, Alá y Buda y demás dioses y diosas nos cojan confesadas y confesados.

jueves, 15 de julio de 2010

"PECADOS CAPITALES (I): ENVIDIA"

 
   El diccionario de la Real Academia la define como “tristeza o pesar del bien ajeno” o “emulación, deseo de algo que no se posee”.

   En estos días de fútbol y toros - por cierto, me recuerda al franquismo -, se supone que el deporte nacional es el que practican Del Bosque y cía., pues no, siempre se ha dicho, y estoy de acuerdo, que es la envidia. Y me explico…

   En mi caso, por no ir más lejos, la sufro y la practico. El otro día me encontré a un amigo tomando café junto a una chica y decidí sentarme un rato a charlar con ellos; saludé a una conocida, llamémosla Verónica, mi mujer había ido a la playa con los tres “peques”. Pues bien, al ver a mi esposa horas más tarde, me comentó que Verónica le había dicho que me pilló tomando café con una tía desconocida y me pidió explicaciones al respecto, como es lógico. “Ipso facto” me cagué en los muertos de la chivata, a la que ya cogeré a solas, y le dije la verdad. Moraleja: ¡Qué mala es la envidia! ¡Cómo nos gusta hablar para hacer daño! ¿Qué pretendía Verónica mintiendo de esa manera? ¿Tendrá ella problemas en su matrimonio, pretendiendo trasladarlos al mío? ¿Sabe Verónica contar hasta tres o sólo cuenta de dos en dos?

   También entono el “mea culpa” en tanto en cuanto, y continuamente, deseo lo que no poseo: deseo tener el chalet de mi cuñado, su coche, su sueldo, su carácter y otras muchas cosas. Es por eso por lo que tengo la cuenta con “números rojos”; vivo por encima de mis posibilidades, gasto más de lo que puedo y tengo y así sucesivamente. Así que sólo me queda aplicarme el cuento y, eso sí, estar atento a “l@s envidios@s” que me quieren joder y avisarles de lo inadecuado de su conducta. Menos mal que mi mujer, como yo, está enamorada hasta las trancas del que suscribe, y en el fondo se ríe cuando una de estas “verónicas” le viene con cuentos.

   Sed felices y, sobre todo, HACED FELICES A LOS DEMÁS Y NO SEÁIS ENVIDIOSOS.

martes, 13 de julio de 2010

"EL PODER"

 
   “Manda más que un tío sin brazos..”, esta expresión me la enseñó algún conocido hablando de su mujer y de las continuas órdenes que recibía de su cónyuge. A todos nos gusta mandar: los padres sobre los hijos y viceversa, los alcaldes sobre los concejales, las vicepresidentas del Gobierno sobre los españoles - por ejemplo, en el tema del tabaco -, etc. Parece ser que la naturaleza humana nos lleva indefectiblemente a ponernos encima de los demás e imponer nuestra forma de ver la vida.

   Supongo que yo también sufro esta enfermedad – “fueraparte” de la ansiedad y el estrés que ya me diagnosticó mi psiquiatra -, y de ello me acuso. Trato de corregirme cada día pero es complicado. En casa, antes de salir al cole y al trabajo, siempre rezamos: “Señor, te ofrecemos todos los actos del día, te prometemos ser buenos, obedientes y alegres, para hacer felices a los demás. Amén”, no sé mis hijos y mi mujer, pero a mí lo de ser obediente me cuesta un huevo.

   Los fracasos matrimoniales de hoy en día – cada día más, por cierto -, los escolares y los profesionales vienen por querer mandar mal y más de la cuenta. Cuando una mujer o un hombre anula o “machaca” la personalidad del otro, se acabó el matrimonio y yo creo que el AMOR es otra cosa, más bien lo contrario; cuando un padre persigue al hijo para que estudie y sea lo que él no pudo ser, casi siempre fracasa, el hijo se rebela; y cuando un empresario se mea encima de sus trabajadores y los destroza psicológicamente, normalmente fracasa y acaba en los famosos “eres”.

   Moraleja: amemos más y jodamos menos a los demás y nos irá mejor a todos. Como dice el cateto: “Ca uno es ca uno y K2R, un quitamanchas”…

viernes, 9 de julio de 2010

"ESPAÑA"

 
   Lo fácil estos días es escribir sobre el Mundial de Sudáfrica y no voy a caer en esa tentación. Esto de las banderas y los nacionalismos tiene sus cosas buenas y las otras. Para mí, que soy ciudadano del mundo, lo que más me asusta es la violencia que esto genera y, sobre todo, el negocio que hay detrás; que se lo digan a los chinos que venden banderas, camisetas, gorras... También el fútbol es negocio. Cuando un ser humano es capaz de matar por una bandera o por el color de la piel... malo. En el fondo, las guerras tienen su origen en las banderas, en el poder, en el "chovinismo". Yo tengo poco de esto, no soy de esos que dicen: "Como España..., como se vive aquí... en ninguna parte". Me encantaría vivir en cualquier país del mundo, me encantaría sentir otras "banderas" como propia y, sobre todo, me gustaría que todo el mundo fuera tolerante de verdad, que no hubiera "ismos" (ni comunismo, ni socialismo, ni fascismo, ni liberalismo, ni marxismo, ni chovinismo, ni nacionalismo, ni cristianismo, etc.)

   Al final cada uno va "a su bola" y no hay solidaridad, nadie da nada por nada y "tanto tienes tanto vales". La crisis de verdad es la de VALORES: nos importa el dinero, el poder, el sexo, el negocio, el interés, el tener y no el ser. Pero esta crisis no la trajo Zapatero, esto ya es así desde hace mucho tiempo y me he propuesto cambiar el mundo aunque no sé si me va a dar tiempo. Es difícil ser diferente pero hay que intentarlo, sólo tengo que quitarme de algunas "cosillas": no ver TV, tirar el móvil a la basura, no leer el periódico, no gastar en tonterías, no votar por votar, no apuntar a mis hijos a actividades extraescolares para que no me den el coñazo, querer a los que me quieren y a los que no, hacer felices a los demás, ser bueno, obediente y alegre y un par de cosas más. Si lo pienso, no es tan difícil. Es ponerse... ya os contaré.

sábado, 3 de julio de 2010

"EL ÁRBOL DE LAS PELOTILLAS"

   Si eres indígena de Fuengirola, no tengo que explicarte qué significa este "monumento" ni dónde está y los recuerdos que te trae. Para mí, que soy "fongireloño" de adopción y que paso delante de este árbol varias veces al día, significa mucho. Me recuerda a la Feria del Rosario, es donde quedamos habitualmente con los amigos el día de la Misa Flamenca; además a su sombra se encuentra el kiosco de Maribel (antes de Josefa) donde mis hijos se gastan una pasta en "chuches" los fines de semana. Hace años hubo hasta peleas porque querían quitarlo de dónde está y, en el fondo, yo creo que los pajarillos que viven en él se descojonan al ver cómo vivimos los humanos. A su sombra muchos críos juegan al fútbol y muchos indigentes se resguardan de la lluvia; a su sombra, mucha gente habrá conocido al hombre/mujer de "su vida" y... a mí personalmente me encantaría que me enterraran "A SU SOMBRA".
   Como vereis, al cumplir los 48 años, parece que uno piensa más en lo que le queda de vida y recuerda lo que ya ha vivido. Voy pa "viejo" y a mí esa palabra no me asusta -soy un poco argentino en eso-, a mi madre, por ejemplo, no le gusta que la llame "vieja" pero yo creo que es algo cariñoso. También, a veces, "me cago en Dios" pero no es un sentimiento literal sino un reproche sobre por qué permite Dios esas cosas que no comprendemos ni compartimos. Yo creo que el decir tacos libera mucha adrenalina y, como Camilo José Cela, me gusta llamar a las cosas y personas por su nombre; por ejemplo, al tonto me gusta llamarle GILIPOLLAS o TONTO DE LA POLLA, al malo HIJO DE LA GRAN PUTA, al que falta a la verdad MENTIROSO, a la guarra PUTA, a Zapatero CABRONAZO y así sucesivamente. Una manía que tengo...